Arrendamiento durante el Estado de alarma y la condonación de rentas, cuando haya sido imposible desarrolla la actividad durante la vigencia del estado de alarma, no supone, la existencia de un autoconsumo gravable, esto es, que no esté sujeto a IVA.

Según la consulta nº V2053-20 de 23 Junio 2020, para que, el devengo derivado del alquiler de un local se interrumpa es necesario modificar o cancelar de forma expresa el contrato de alquiler. Si las partes han acordado una moratoria en el pago de las rentas, durante los meses en que esté vigente la misma, el impuesto será exigible según esta nueva circunstancia de exigibilidad. Y en el caso de que se haya acordado una condonación de rentas con posterioridad a su devengo, procede minorar la base imponible.

No obstante, si la condonación se produce con anterioridad o con carácter simultaneo al devengo, sin modificación de las condiciones del contrato, estamos ante un descuento o bonificación que no forma parte de la base imponible de la operación, y supone el nacimiento de una operación asimilada a las prestaciones de servicios al tener esta la consideración de autoconsumo de servicios a efectos del impuesto.

Ahora bien, según la referenciada consulta vinculante, el gravamen de los autoconsumos debe realizarse con carácter restrictivo  y no de modo generalizado. Su gravamen sólo ha de producirse en los casos en que el incumplimiento del principio de neutralidad sea tal que la normativa vigente obligue a su corrección a través de la extensión del hecho imponible a las operaciones realizadas sin contraprestación.

Entiende que las conclusiones anteriores deben ser matizadas como consecuencia de la declaración del estado de alarma.

Esta declaración del estado de alarma ha supuesto, además de una limitación a la libertad de circulación de las personas, el establecimiento de medidas de contención que suponen el cierre de determinados locales o actividades económicas. Ante esta situación el arrendador no puede desarrollar ninguna actividad en su local por lo que difícilmente se pueden dar distorsiones de la competencia ni actual ni futura en el mercado del arrendamiento o en la actividad económica suspendida mientras se mantengan las medidas.

Concluye por tanto, que no están sujetos al IVA los autoconsumos derivados de la condonación de la renta de un local de negocios, cuando el arrendatario no pueda desarrollar su actividad económica como consecuencia de la aplicación de las disposiciones establecidas durante la vigencia del estado de alarma.