Blog

Archivo de la categoría: Impuestos

¿CÓMO SE RELLENA EL IVA?

Se acerca el final del plazo para presentar los impuestos y seguro que muchos os preguntáis…

¿cómo se rellena el IVA?

Lo primero que tenemos que ver es tu modelo 037 para ver qué régimen de IVA se te aplica pero aquí trataremos el general, que es el más habitual.

De esta manera, el funcionamiento del IVA parece sencillo, “el IVA devengado menos el soportado”, es decir el que cobras menos el que pagas.

Pueden pasar dos cosas:

  1. Que cobres más que pagas, en ese caso tendrás que ingresar la diferencia.
  2. Que pagues más que cobras, en ese caso y dado el trimestre en que nos encontramos, no tendrás que pagar nada y dispondrás de una IVA a tu favor que podrás descontar en el próximo trimestre.

Si en el cuarto trimestre sigues teniendo IVA a tu favor puedes pedirle a Hacienda que te lo devuelva.

Se dice por ahí que si pides la devolución Hacienda te inspecciona…tranquilo, si tienes todo bien no hay mayor problema 😉

Veamos un ejemplo

Vamos a ver cómo se rellena un modelo básico.

Imaginemos que Raúl se dio de alta como autónomo como informático el 1 de junio de 2017, pues bien, ahora tiene que presentar su primera declaración de IVA.

Raúl trabaja para una única empresa y ha facturado 1500€ al mes IVA no incluido (no vamos a entrar a discutir aquí sobre este tipo de figuras de TRADE o no TRADE)

Pues bien, Raúl tendrá como IVA devengado, teniendo en cuenta que factura al 21% de IVA, en este trimestre:

Base Imponible: 1500 x 3 = 4500 €

IVA devengado: 315 x 3 = 945 €

Por otra parte, imaginemos que Raúl ha tenido unos gastos corrientes relacionados con la actividad desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre de 825 € IVA no incluido:

En este caso suponemos que todos los gastos que soporta están sujetos al 21% de IVA:

Base Imponible: 825 €

IVA soportado: 173,25 € (825×21%)

De esta manera Raúl tendrá que pagar el 20 de octubre 771,75€ que podrá domiciliar en cuenta hasta el 15 de octubre.

IVA devengado – IVA soportado = total a pagar

945 – 173,25 = 771,75 €

OJO! ESTO ES UN EJEMPLO SÚPER BÁSICO.

Si tus facturas se complican te recomendamos consultar un profesional antes de meter la pata con Hacienda!

En el siguiente enlace puedes acceder a las instrucciones completas de Hacienda.

Deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación

Se introdujo en la Ley de Apoyo a Emprendedores y su finalidad es la de favorecer la captación de fondos propios.

Está destinada a los contribuyentes que, además del capital financiero, deseen aportar sus conocimientos empresariales o profesionales para el desarrollo de la sociedad en la que intervienen, pero también para aquellos que solo estén interesados en aportar capital.

Esta deducción (art. 68.1 y D.A. 38.2ª LIRPF) se volcará en la declaración de la Renta del contribuyente.

Para que quede reflejado, la entidad debe presentar el Modelo 165 en el que se facilitan los datos a Hacienda de los socios que han adquirido capital social de empresas de nueva o reciente creación y/o que hayan ampliado capital en el ejercicio anterior.

Para la práctica de la deducción, será necesaria también una certificación expedida por la entidad. Debe indicarse el cumplimiento de los requisitos señalados en el número 2.º del artículo 68.1 de la Ley del IRPF, en el período impositivo en el que se produjo la adquisición de las mismas.

Se aplica solo en la cuota íntegra estatal y la cantidad máxima de deducción es de 10.000 euros.

Requisitos y condiciones

Para aplicar la deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación, los requisitos que debe cumplir la entidad en la que se invierta son los siguientes:

  • La empresa deberá estar constituida como Sociedad Anónima, Sociedad de Responsabilidad Limitada, Sociedad Anónima Laboral o Sociedad de Responsabilidad Limitada Laboral. Este requisito deberá cumplirse durante todos los años de tenencia de la acción o participación.
  • No se admite la inversión en empresas cotizadas, incluidas las del Mercado Alternativo Bursátil o MAB.
  • Debe ejercerse una actividad económica que cuente con los medios personales y materiales necesarios para su desarrollo. No incluye la actividad de gestión de patrimonios inmobiliarios o mobiliario.
  • La cantidad de fondos propios de la entidad no podrá superar los 400.000 euros en el inicio del periodo impositivo en el que el contribuyente adquiriera las acciones o participaciones.

Además de estos puntos, deben cumplirse las siguientes condiciones:

  1. Las acciones deben adquirirse en el momento de la constitución de la entidad o mediante ampliación de capital. Debe realizarse en los tres años siguientes a la constitución, y permanecer en su patrimonio más de tres años.
  2. Las participaciones de contribuyente y familiares, en su conjunto, no pueden superar el 40%. La participación directa o indirecta del contribuyente, junto con la que posean en la misma entidad su cónyuge o cualquier persona con parentesco en línea directa o colateral, por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado (incluido), no puede ser superior al 40% del capital social de la entidad o de sus derechos de voto en ningún día de los años de tenencia de las participaciones.
  3. Se debe desarrollar una actividad completamente nueva. No puede tratarse de participaciones en una entidad a través de la cual se ejerza la misma actividad que se venía ejerciendo anteriormente mediante otra titularidad.

Base máxima de deducción

La base máxima es de 50.000 euros anuales. Dicha base la forma el valor de adquisición de las acciones o participaciones suscritas.

No formarán parte de la base las cantidades satisfechas por la suscripción de acciones o participaciones cuando respecto a ellas el contribuyente practique una deducción establecida por la Comunidad Autónoma en el ejercicio de sus competencias.

No formará tampoco parte de la base de la deducción por inversión el importe de las participaciones adquiridas con saldo de cuentas ahorro-empresa, puesto que se trataría de una doble deducción.

Porcentaje deducción

El porcentaje aplicable sobre la suscripción de acciones o participaciones es del 20%. Recordamos que es una deducción estatal, por lo que solo minorará la cuota íntegra estatal.

 

Los autónomos podrán seguir aplazando el IVA

Aplazamientos para los autónomos tras el Real Decreto-ley 3/2016

Hacienda ha publicado el pasado 13 de enero de 2017 la siguiente nota aclarando los aplazamientos de los autónomos.

Medidas del Real Decreto-ley 3/2016 en materia de aplazamientos

El Real Decreto-ley 3/2016, de 2 de diciembre, eliminó la posibilidad de conceder aplazamientos o fraccionamientos de determinadas deudas tributarias. Entre ellas se encuentra el IVA, salvo que se justifique que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas.

Tramitación de los aplazamientos tras el Real Decreto-ley 3/2016

Las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento de deudas afectadas por esta medida se inadmitirán. El resto de solicitudes se tramitarán en función de su importe. Por lo tanto, las solicitudes de fraccionamiento de deudas por importe global igual o inferior a 30.000€ no necesitarán aportar garantías. Se tramitarán mediante un proceso automatizado.

Las solicitudes por un importe global superior a dicha cifra, deberán aportar las garantías adecuadas y se tramitarán mediante un proceso ordinario no automatizado. El límite exento de aportar garantías se elevó en octubre de 2015 desde 18.000 euros a los 30.000 euros actuales.

Incidencia de la medida para los autónomos

La principal modificación para los autónomos será que deberán acreditar que no han cobrado las cuotas de IVA repercutidas, en particular en aquellas solicitudes que excedan el límite exento de garantías.

En consecuencia, los autónomos podrán solicitar el aplazamiento, cualquiera que sea su importe, de su IRPF e IVA en las siguientes circunstancias, en función del importe global de la deuda:

  1. Si las solicitudes se refieren a una deuda de importe global igual o inferior a 30.000 euros, se podrán conceder los aplazamientos, sin garantías, hasta un máximo de 12 plazos mensuales. Esto salvo que el obligado hubiera solicitado un número de plazos inferior. En ese caso se concederán los plazos solicitados. La periodicidad de los pagos será, en todo caso, mensual. Se tramitan mediante un mecanismo automatizado de resolución.
  2. Si las solicitudes se refieren a una deuda de importe global que excede de 30.000 euros, se podrán conceder los aplazamientos, en función del tipo de garantía aportada por el deudor, y por un plazo máximo de 36 plazos mensuales. Esto salvo que el obligado hubiera solicitado un número de plazos inferior, entonces se concederán los plazos solicitados. Si las deudas son por IVA, será necesario también acreditar que las cuotas  repercutidas no han sido pagadas.

Deducción madres trabajadoras

DEDUCCIÓN MADRES TRABAJADORAS

Es una ayuda para madres trabajadoras con hijos menores de tres años a su cargo. El importe asciende a 1.200€ por descendiente y puede solicitarse de forma anticipada o aplicando la deducción en la declaración de la Renta.

¿Quién puede solicitarlo?

Pueden solicitarlo las mujeres con hijos menores de tres años a su cargo que trabajen como autónomas o por cuenta ajena, mientras que estén dadas de alta en el régimen correspondiente en la Seguridad Social o mutualidad.

También puede solicitarse en el caso de adopciones y acogimientos, sin importar la edad del menor, durante los tres años siguientes a su inscripción en el Registro Civil o durante los tres siguientes años a la resolución judicial de acogimiento.

¿Cómo lo solicito?

Si se aplica en la declaración de la Renta, lo incluiremos directamente en la casilla que corresponda y será independiente que el resultado de la misma sea a pagar o a devolver. Es decir, si nos salen a pagar 1.100€ y aplicamos esta ayuda (no habiendo solicitado el pago anticipado), el resultado final sería que Hacienda nos devuelve 100€. Si el resultado es a devolver 300€ y aplicamos esta deducción, el total que nos devolverán serán 1.500€.

Si finalmente optamos por el abono anticipado, al cual corresponden 100€ mensuales, se hará la solicitud a través del modelo 140. Puede realizarse telemáticamente a través de la web de la Agencia Tributaria.

DEDUCCIÓN MADRES TRABAJADORAS

Plazos de presentación

No existen plazos de presentación para el modelo 140. Solo en el caso de que hubiera algún cambio se tendrían 15 días naturales siguientes a la variación para notificarlo.

Las variaciones que deben comunicarse son:

  1. Fallecimiento del beneficiario al abono anticipado de la deducción.
  2. Baja del beneficiario en la Seguridad Social o Mutualidad.
  3. Cambio de residencia del beneficiario al extranjero o del resto del territorio español a los Territorios Históricos del País Vasco o a la Comunidad Foral de Navarra.
  4. Renuncia del beneficiario al cobro anticipado de la deducción.
  5. Cambio de régimen de la Seguridad Social o Mutualidad del beneficiario.
  6. Baja de algunos de los hijos, a efectos de la deducción, por fallecimiento, por cese de la convivencia con pérdida de la guarda y custodia, por obtener rentas superiores a 8.000 euros.

La deducción se calculará proporcionalmente al número de meses en los que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Que se trate de una mujer, con carácter general, con al menos un hijo menor de tres años con derecho a la aplicación del mínimo por descendientes .
  • Y que realice una actividad por cuenta propia o ajena con alta en la Seguridad Social o mutualidad.

DEDUCCIÓN MADRES TRABAJADORAS
Comparte esta publicación: Facebook

PREOCUPACION CONTABILIDAD IMPUESTOS

PREOCUPACION

thwix9xguq

IMPUESTOS

Emprendedor

No sabes presentar impuestos? No sabes que gastos deducirte? apenas ganas dinero para pagar una asesoría, dale a CONTACTO y veremos la mejor solución.

Contabilidad

Sociedad

No tienes la seguridad que tu asesor te esté entendiendo o llevando correctamente tu documentación, la falta de contacto con ellos se te hace insoportable, dale a CONTACTO y te realizaremos gratuitamente una auditoria de tu contabilidad, tras ello tú decides que hacer.

TEN CALMA     MANTEN LA CALMA, NOSOTRAS TE AYUDAREMOS

CONTACTA: http://www.ymsconsulting.es/contacto.php

 

Y POR SUPUESTO SÉ FELIZ SE FELIZ

Quiénes somos…

YMS Consulting nace de la asociación de varios profesionales del derecho y las finanzas, abogadas y economistas con una dilatada experiencia adquirida en los últimos diez años.

Qué hacemos…

El principal objetivo de YMS es ser reconocido como una consultoría y bufete referente en el mercado.
Conscientes de los frecuentes cambios que de un tiempo a esta parte están sucediendo en el entorno socioeconómico, nuestra filosofía se basa en la continua formación y actualización de nuestro equipo de profesionales.

Cómo lo hacemos…

Analizamos las diferentes alternativas y valoramos las ventajas de cada solución, acercándonos a las necesidades reales de nuestro cliente.
La fidelización y la excelencia en la atención, son uno de los pilares fundamentales de YMS Consulting; el trato personalizado, cercano, con respuestas claras y soluciones eficaces, origina una perfecta garantía de satisfacción.

¿Hay que incluir en renta los ingresos de hijos menores?

DECLARACIÓN DE LA RENTA

Como sabemos, en la declaración de la renta pueden incluirse a los hijos menores de 25 años que trabajan si sus ingresos no superan los 8.000 euros anuales y no presentan declaración por su cuenta, o si no superan los 1.800 euros en caso de que sí la presenten.

A veces, la duda es si esos ingresos que han obtenido los hijos hay que incluirlos en la declaración.

hijos menores

Pues bien, los casos pueden ser los siguientes:

  • Si los descendientes son menores de 25 años y tienen rentas inferiores a 8.000 euros, esas rentas no tienen que incluirse en la declaración de los padres, pero esos hijos sí dan derecho a reducción por descendientes. Eso sí, no sería posible tributar con ellos de forma conjunta. En el caso de que sus ingresos superen los 8.000 euros no pueden incluirse en la declaración de los padres para aplicar el mínimo por descendientes. Si, además, estuvieran obligados a declarar, tendrían que hacerlo de forma individual.
  • Si los descendientes son menores de 18 años (o siendo mayores forman parte de la unidad familiar por tener discapacidad) y no han tenido rentas superiores a 8.000 euros ni presentan de forma independiente su declaración con rentas superiores a 1.800 euros, no hay que incluir sus ingresos en la declaración de los padres y dan derecho a aplicar el mínimo por descendientes. Sí es posible tributar con ellos de forma conjunta, en cuyo caso sí habría que incluir sus rentas. Si sus rentas superan los 8.000 euros, al igual que en el caso anterior, sus padres no tendrían deducción por ellos.

Si hay hijos menores de 18 años e hijos mayores de 18, pero menores de 25, es posible la presentación de una declaración conjunta (padres y menores de 18), en la que se aplique la reducción por descendiente por los mayores de 18 menores de 25 años (siempre que cumplan los requisitos señalados).

Un ejemplo práctico:

  1. Una persona tiene un hijo de 24 años a su cargo.
  2. El hijo ha obtenido unos ingresos anuales de 7.500 euros.

El declarante puede incluir a su hijo como descendiente con la correspondiente deducción y no tendrá que reflejar los ingresos obtenidos por su hijo al no superar los 8.000 euros.

hijos menores renta

Las rentas obtenidas por los hijos pueden ser de distinta naturaleza y no solo rendimientos del trabajo. Pueden ser ganancias patrimoniales derivadas de la venta de acciones o rendimientos del capital mobiliario generados por cualquier producto financiero o de ahorro, las cuales pueden obtenerlas los descendientes de cualquier edad. 

errores en renta
Comparte esta publicación: Facebook

Errores en renta presentada, ¿tiene solución?

Si una vez presentada la declaración de la Renta se detectan errores en los datos declarados, las vías para rectificarlos son diferentes dependiendo de si esos errores son “en beneficio” a Hacienda o al contribuyente.

CUÁLES PUEDEN SER ESTOS ERRORES EN RENTA

Puede haber distintos motivos como ingresos que no se han declarado, deducciones no aplicadas o simplemente que se hayan declarado importes erróneos. Por esto, la manera de rectificación en cada caso es diferente, dependiendo de que sean en perjuicio de Hacienda o del contribuyente.

ERRORES EN PERJUICIO DE LA HACIENDA PÚBLICA.

Si se ha pagado menos o el importe de la devolución es superior a lo que corresponde, debe realizarse una declaración complementaria a la presentada. Esto implica presentar nuevamente la declaración incluyendo todos los datos, los que ya se habían declarado y los que originan esta nueva declaración.

Es importante que conste que se trata de una declaración complementaria de otra previamente realizada. Con esto, una vez que haga el pago de la diferencia, el problema ya se habrá solucionado.

Otro aspecto a tener en cuenta es que si la renta se presenta sin requerimiento de la Administración no dará lugar a sanciones, pero sí se generarán intereses de demora desde el fin del plazo de la declaración originaria hasta la fecha de la rectificación.

errores en renta

ERRORES EN PERJUICIO DEL CONTRIBUYENTE.

En este caso, si se declaró alguna renta exenta, se incluyeron importes en cuantía superior a la debida o se olvidó practicar alguna reducción o deducción, podrá solicitar la rectificación de la declaración mediante una solicitud de devolución de ingresos indebidos.

La forma de proceder es mediante un escrito en el que exponga los motivos que originan la rectificación y aportando los documentos justificativos de la misma. Esta solicitud debe hacerse dentro del plazo de cuatro años a contar desde el día siguiente a la finalización del plazo legal, o bien, si la declaración se presentó fuera de ese tiempo, desde el día siguiente a la presentación.

Un caso que se puede dar es que se produzca el fallecimiento del contribuyente que hace la solicitud, situación en la que serán los herederos quienes tendrán que hacer la petición de rectificación de la autoliquidación.

En el caso de que la solicitud sea considerada procedente, la administración tributaria practicará liquidación provisional rectificando la declaración presentada y devolverá, en su caso, la cantidad indebidamente ingresada más los intereses de demora correspondientes.

Otro supuesto es si el error detectado en una declaración ya presentada es meramente informativo o que no afecta al resultado. En este caso, bastará con un escrito en el que comunique la incidencia. Por lo general, suelen ser errores en la dirección, en los datos de algún inmueble, en el nombre o fechas de nacimiento de las personas relacionadas, etc.

Por ultimo, un cambio muy normal entre los contribuyentes es modificar la cuenta bancaria en la que se indicó el pago o la devolución. Debe tener en cuenta que este dato puede modificarse a través de la página web de Hacienda o con un escrito realizando la solicitud.

errores en renta
Comparte esta publicación: Facebook 

IVA en los gastos de viaje

El tema de las dietas y gastos de viaje siempre da lugar a dudas. La razón es que su tratamiento suele asimilarse al que reciben en las nóminas de los trabajadores asalariados. Según el artículo 9 del Reglamento del IRPF, se exceptúan de gravamen determinadas cantidades destinadas por la empresa a compensar los gastos de locomoción, manutención y estancia del trabajador que se desplaza fuera del centro de trabajo. Para ello deben reunir ciertas condiciones y límites que se especifican en dicho Reglamento.

viaje

Ahora bien, esta normativa es aplicable tan solo a los salarios, pero no a autónomos, puesto que sus ingresos provienen de actividades económicas y no de rendimientos de trabajo.

Por tanto, los autónomos pueden repercutir estos gastos a su cliente de dos formas:

1. Incluyendo en la factura los ingresos que se perciben como compensación de gastos de viaje, alojamiento y manutención. En caso de hacerlo, el autónomo deberá aplicar el IVA e IRPF correspondientes, es decir, estos gastos se sumarán a la base imponible. Puede desglosarse dentro del concepto de la factura para detallar al cliente a qué corresponde cada importe.

El tipo impositivo que habrá que aplicarse es también el mismo por el que el autónomo tribute. Esto quiere decir que si presta servicios sujetos al tipo general, no podrá repercutir el reducido a los gastos de desplazamientos, aunque sea este tipo el que haya soportado. Como siempre, esos gastos serán fiscalmente deducibles siempre y cuando tenga una factura que reúna los requisitos legales y estén contabilizados.

viaje

2. Otra manera es en forma de suplidos. Los suplidos son los adelantos que hacemos por cuenta del cliente. Según el criterio de la DGT, la forma de repercutir los desplazamientos de esta manera es pidiendo las facturas de gastos a nombre del cliente (muy importante) y no del autónomo. De este modo, el cliente podrá deducir el gasto efectuado y para el autónomo no tendrá ninguna repercusión.

En la factura se incluirá el concepto de suplidos aparte de la base imponible, es decir, debe desglosarse aparte y siempre sin IVA.

IVA en gastos de viaje
Comparte esta publicación: Facebook

Renta 2015: ¿Qué pasa si no presento la declaración?

No cumplir con la obligación de rendir cuentas con Hacienda dentro de los plazos establecidos acarrea multas y posibles recargos.

Renta 2015

El último día para presentar la declaración de la renta 2015 es el próximo 30 de junio. No cumplir con la obligación de declarar dentro de los plazos establecidos, sea cual sea el motivo, puede llevarnos a multas de entre 100 y 400 euros dependiendo de la situación, es decir, la sanción no es igual si es el contribuyente el que informa o si es Hacienda quien reclama.

La cantidad a pagar dependerá de varias cosas: el tiempo de demora, el resultado de la declaración y, como hemos comentado, de quién notifique el error (Hacienda o el propio contribuyente). Por lo tanto os resumimos:

1. Si la declaración sale a devolver y el contribuyente presenta la documentación de forma extemporánea, pero voluntariamente antes de que la Agencia Tributaria le reclame, se considera una infracción leve. En este caso hay una reducción del 50% del importe de la multa, y se sumará una reducción del 30% adicional si no se reclama la sanción.

Si es Hacienda quien reclama, la multa deberá pagarse íntegramente.

2. Si el resultado de la declaración es a pagar y se presenta antes de un requerimiento de Hacienda, hay un recargo en función del tiempo que ha pasado desde el fin de la campaña.

  • Si han pasado 3 meses el recargo será del 5%; si han pasado 6 meses, del 10% y si pasan 12 meses será del 15%. Estos porcentajes se calculan en base al importe que sale a pagar en la declaración. En este caso se evitan los intereses de demora y también la sanción por la infracción.
  • Si ha pasado más de un año el recargo será del 20% de la cantidad que salía a pagar y se le sumarán los intereses de demora que se acumulen a partir de los 12 meses.

3. Si la declaración sale a pagar y es Hacienda quien reclama, además de la sanción por el incumplimiento del plazo (entre el 50% hasta el 150% de la cantidad a ingresar), habrá que pagar un recargo de apremio ordinario del 20% o un recargo de apremio reducido del 10%, más los intereses de demora.

Renta 2015
Comparte esta publicación: Facebook

Comunidades de bienes y su tributación

La Dirección General de Tributos (DGT) ha publicado 23 consultas vinculantes respecto a la tributación de las comunidades de bienes en el Impuesto sobre Sociedades (IS) en las que clarifica que las comunidades de bienes no se incorporan como contribuyentes al IS aunque ejerzan o realicen una actividad mercantil, ni en el caso de tratarse de una «sociedad civil oculta».

La Federación Española de Asociaciones Profesionales de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales (FETTAF) nos ha hecho llegar esta información. A continuación os dejamos este PDF para ampliar la información, donde se incluyen las consultas vinculantes.

El párrafo común utilizado como respuesta a todas ellas ha sido el siguiente:
«A efectos meramente informativos, el informe, de fecha 22 de diciembre de 2015, de la Abogacía General del Estado, solicitado por este Centro Directivo, en relación con la calificación jurídica de determinados sujetos de cara a su sujeción al Impuesto sobre Sociedades, señala que “en aquellos casos en que los partícipes, pese a la existencia de una auténtica affectio societatis, deciden configurar formalmente una comunidad de bienes, están dejando oculta frente a los terceros la propia existencia de la sociedad, al optar por el uso de una forma jurídica que carece de personalidad. Y si la existencia de la sociedad queda oculta, como antes se ha dicho, por más que los pactos societarios se encuentren a la vista, incluso constando en escritura pública, el ente así constituido carecerá de personalidad jurídica. (…) La STS de 5-febrero-1998 se decía que se había creado un fondo común de actividades y bienes, sustentados en una afectio societatis, y con una finalidad lucrativa, lo cual constituye, por no haberse plasmado con las formalidades que exige la ley, una verdadera asociación irregular a la que deberán aplicarse las normas que regulan la comunidad de bienes».

control-427512_640

comunidades de bienes
Comparte esta publicación: Facebook 



Último Tweet

Contáctanos

  • Domicilio fiscal y principal: Dirección: C/ Ramón Sainz 14, Local 3, 28025 MADRID

  • Teléfono: 91 461 09 00 LLamar

  • Email: info@ymsconsulting.es

  • Sucursal:Dirección: C/ Getafe 13, 28944, Fuenlabrada – MADRID