Blog

Archivo por meses: noviembre 2015

¿Qué es un autónomo colaborador?

autónomo colaborador

Es un familiar del trabajador autónomo titular que convive y trabaja con él de forma regular. Debe existir un parentesco por consanguinidad de hasta segundo grado, no tratándose de un trabajador por cuenta ajena.

Es decir, puede ser autónomo colaborador: el cónyuge, los padres, hijos o hermanos, siempre que convivan con el titular y trabajen con él normalmente, nunca cuando sea solo de forma puntual.

PROCESO DE ALTA DE UN AUTÓNOMO COLABORADOR

La tramitación en este caso es mucho más sencilla que la de un autónomo normal. El proceso se simplifica en darse de alta en la Seguridad Social presentando el modelo TA0521/2, junto con la documentación correspondiente (DNI, libro de familia y alta en Hacienda del autónomo titular). El autónomo colaborador no necesita darse de alta en Hacienda ni tiene la obligación de presentar los modelos trimestrales de IVA (modelo 303) ni el pago fraccionado de IRPF (modelo 130). Lo que sí tendrá que presentar es su declaración anual de la Renta, como cualquier trabajador, es decir, como rendimiento de trabajo y no como actividad económica, y pagar los impuestos que correspondan en función de sus ingresos.

El autónomo titular queda obligado a pagar las cotizaciones a la Seguridad Social del familiar colaborador y pagarle una nómina acorde a su categoría.

En resumen: el autónomo colaborador tributa como un trabajador por cuenta ajena (asalariado), pero no tiene derecho a desempleo. En todo caso, podrá solicitar el paro de autónomo si ha cotizado 12 meses por este.

autónomo colaborador
Comparte esta publicación: Facebook

Consulta vinculante sobre Comunidades de bienes

Comunidades de bienes

Con fecha 25 de septiembre de 2015, se realizó la siguiente consulta vinculante: CV V2768-15. En ella se plantea que una persona física, junto con otra, quiere constituir una entidad para desarrollar la actividad de mediadores de comercio (agentes comerciales) y venta en establecimiento al público de semillas y productos fitosanitarios.

Aportarían material informático, de comunicación, mercancías para la venta y dinero en efectivo. Su pregunta es, por tanto, si podrían constituir una comunidad de bienes y si esta comunidad de bienes tributaría en el IS (Impuesto sobre Sociedades) a partir de 2016.

La DGT (Dirección General de Tributos) ha concluido: «En la medida en que, en cumplimiento de la normativa civil aplicable, fuera posible la constitución de una comunidad de bienes que desarrollara la actividad descrita en los hechos de la consulta, y puesto que el único contribuyente que se incorpora al Impuesto sobre Sociedades son las sociedades civiles con objeto mercantil, la comunidad de bienes tributaría como entidad en atribución de rentas conforme al régimen especial regulado en la Sección 2ª del Título X de la LIRPF».

Comunidades de bienes

A través de una nota de la AEAT (Instrucciones-AEAT-Sobre-Sociedades-Civiles-y-Comunidades-de-Bienes), se aclara que no se permitirá la constitución de comunidades de bienes con objeto mercantil.

Con todo esto lo que se quiere evitar es que las sociedades civiles con objeto mercantil que tendrán que tributar en el IS, se conviertan en comunidades de bienes.

Ahora, una de las tantas preguntas que nos saltan, es qué se hará con las comunidades de bienes con objeto mercantil ya constituidas.

Comunidades de bienes
Comparte esta publicación: Facebook

¿Puedo facturar sin ser autónomo?

facturarEs la pregunta que nos hacemos cuando queremos comprobar qué tal nos iría una primera toma de contacto con la actividad que queremos llevar a cabo o, simplemente, para conseguir unos ingresos extra de forma puntual.

En cualquier caso, queremos hacerlo sin darnos de alta como autónomo asegurando unos ingresos mínimos, ¿podemos facturar sin serlo? La respuesta es que no será estrictamente necesario darse de alta como autónomo para poder facturar siempre que se cumplan dos cosas:

– No realizar la actividad habitualmente, es decir, que no constituya un medio de vida y se lleve a cabo de manera puntual.

– La cantidad que se ingresa debe ser menor al SMI (Salario Mínimo Interprofesional), fijado en 648,60 euros al mes para 2015.

Por lo tanto, si los ingresos mensuales son inferiores a 648,60€ al mes, no se está obligado a darte de alta en la Seguridad Social como autónomo; si se supera esa cifra, sí habría que darse de alta y abonar la cuota correspondiente.

A lo que sí se está obligado es a darse de alta en Hacienda de forma gratuita, rellenando el modelo 036 o 037. De esta manera, pueden emitirse facturas y se crea también la obligación de declarar trimestralmente el IVA procedente de esas facturas (a no ser que la actividad esté exenta) y a declarar anualmente los ingresos en la declaración de la renta.

SANCIONES

Es importante cumplir con los requisitos y obligaciones puesto que las multas podrían llegar a salir incluso más caras que las propias cuotas de alta. Lo más frecuente es que exijan pagar las cuotas mensuales desde que se produjo el alta en Hacienda con un recargo de un 20 %. Por ejemplo, si un profesional se da de alta en marzo y le multan en junio, tendría que pagar las cuotas normales de esos cuatro meses (sin tener en cuenta si contaría con alguna bonificación o no) y sumarle un recargo del 20 %.
facturar
Comparte esta publicación: Facebook



Último Tweet

Contáctanos

  • Domicilio fiscal y principal: Dirección: C/ Ramón Sainz 14, Local 3, 28025 MADRID

  • Teléfono: 91 461 09 00 LLamar

  • Email: info@ymsconsulting.es

  • Sucursal:Dirección: C/ Getafe 13, 28944, Fuenlabrada – MADRID