Blog

Archivo por meses: Junio 2014

APLAZAMIENTOS O FRACCIONAMIENTOS DE DEUDAS

Desde el inicio de las crisis el importe de los aplazamientos ha aumentado considerablemente. Los problemas de liquidez de empresas y familias hacen de este uso una fuente de financiación barata y asequible.

Con respecto al IRPF estando en plena campaña es posible fraccionar el pago en dos, el primero del 60% cuyo vencimiento es el 30 de junio y el segundo del 40% el 5 de noviembre. El aplazamiento o fraccionamiento se regula en el artículo 65 de la ley 58/2003, General tributaria y en los artículos 44 y siguientes del Reglamento General de Recaudación.

¿Cómo solicitar el aplazamiento?

Se puede solicitar el aplazamiento o fraccionamiento del pago de impuestos de dos formas:
Por Internet en la web de la Agencia Tributaria, accediendo con: NIF/NIE y el número de referencia, PIN24H y certificado electrónico o DNI-e.
Personalmente en las oficinas de la Agencia Tributaria al presentar la declaración.
¿Se pueden aplazar todas las deudas tributarias?

En principio se pueden aplazar todas las deudas tributarias, pero con la instrucción 6/2013, del Departamento de Recaudación, sobre gestión de aplazamientos y fraccionamientos de pago en materia de retenciones e ingresos a cuenta y de deudores en situación de concurso de acreedores, se trata de limitar el uso del derecho de las empresas a aplazar o fraccionar las retenciones e ingresos a cuenta, diciendo que son inadmisibles cuando de los datos obrantes en las bases de datos de AEAT, y de los aportados por el interesado, quede suficientemente acreditado que la ejecución de su patrimonio pudiera:
1.       Afectar sustancialmente al mantenimiento de la capacidad productiva y el nivel de empleo de la actividad económica respectiva.

2.      Producir un grave quebranto para los intereses de la Hacienda Pública. Por otra parte, y en cuanto a la tramitación de solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento en caso de concurso de acreedores, la referida Instrucción se limita a adecuar la misma a los mandatos específicos de la normativa concursal, declarando en términos generales la inadmisibilidad de las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento de las deudas concursales.

No obstante, cuando Hacienda notifique a la empresa el embargo de bienes se cierra la posibilidad de solicitar un aplazamiento.

Con respecto al IVA, las empresas se pueden acoger al IVA de caja, que permite mejorar la liquidez ya que no tienen que ingresar el IVA hasta no haber cobrado.

¿Cual es el límite del aplazamiento y fraccionamiento?

Mediante la orden EHA/1030/2009 de 30 de abril de 2009 se amplió el aplazamiento o fraccionamiento sin garantías a 18000€, con respecto al anterior de 6000€. Si se supera esa cantidad, el contribuyente debe entregar un aval o garantía, y se complica su tramitación y se encarece con los costes de los citados avales.

¿Cuál es el coste del aplazamiento de las deudas tributarias?

Si el aplazamiento se solicita sin garantías, se aplica el interés de demora, que asciende al 5%.

Por último, es importante saber que también se pueden aplazar los pagos a la seguridad social, salvo las cuotas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, así como las aportaciones de los asalariados.

APLAZAMIENTOS DE PAGO DE HACIENDA

Hacienda ha decidido echar el cierre al aplazamiento o fraccionamiento de retenciones e ingresos a cuenta, según el departamento de Recaudación de la Agencia Tributaria (AEAT).

La instrucción 6/2013 dice que estos aplazamientos tan sólo pueden concederse cuando afecten sustancialmente al mantenimiento de la capacidad productiva y del nivel de empleo de la actividad económica respectiva y producir graves quebrantos para los intereses de la Hacienda pública, regulado en la LGT.

En el caso de solicitudes inferiores a 18.000€ no serán admitidas, y las cantidades superiores tampoco si no reúnen las citadas condiciones.

La directora general de Recaudación revela que la mayoría de los aplazamientos solicitados y tramitados corresponden a deudas de retenciones y que está dando “una cierta utilización de forma fraudulenta de la figura del aplazamiento de las deudas tributarias” y “que los períodos de ingreso voluntario señalados en la normativa de cada tributo traten de ser sustituidos, en estos casos, por los plazos de ingreso propuestos por los propio obligados tributarios”.

Recuerda también que “La Hacienda Pública no sólo tiene derecho a percibir las correspondientes cuotas tributarias, sino también a percibirlas en tiempo y forma”.

Las solicitudes que se presenten respecto de deudas originadas por la obligación de retener o ingresar a cuenta, y que conforme al artículo 65.2 de la LGT, resulten inaplazables, serán objeto de inadmisión.

 



Último Tweet

Contáctanos

  • Domicilio fiscal y principal: Dirección: C/ Ramón Sainz 14, Local 3, 28025 MADRID

  • Teléfono: 91 461 09 00 LLamar

  • Email: info@ymsconsulting.es

  • Sucursal:Dirección: C/ Getafe 13, 28944, Fuenlabrada – MADRID